Al respecto, Hernán Herrera, director de Conacep (corporación que agrupa a colegios particulares), aseguró que el estancamiento de la educación pública con alumnos que sobresalen en el examen es porque “no se ha hecho nada y la reforma educacional no hizo nada para elevar los estándares de calidad de los colegios municipales; no hubo intención de mejorar la entrega de educación con calidad en el aula”.

26 de diciembre de 2018
“En los colegios municipales están más en desventaja, la calidad no es la misma, los mismos profesores no están tan motivados; en cambio, en los colegios privados hay un ambiente más preocupado de la prueba en vez de pasar la materia”, dice José Orueta.

Se trata de un alumno del Instituto O’Higgins de Rancagua, un colegio particular pagado que logró ser puntaje nacional en Matemática. Orueta es parte del 73% de los alumnos que estudiaron en colegios particulares y lograron un puntaje nacional en la PSU.

Este año las brechas entre los colegios según su dependencia se siguen manteniendo respecto a años anteriores, siendo este tipo de establecimientos los que acaparan la mayor cantidad de estudiantes con buenos puntajes en la prueba. Sin embargo, este año el porcentaje tuvo una leve caída: bajaron del 75% al 73% del total de los alumnos que rindieron el examen y lograron puntajes nacionales.

En el caso de los colegios con subvención compartida, lograron aumentar su rendimiento respecto a 2017, pasando de un 14% a un 16%. Si bien los porcentajes se movieron en estos dos tipos de colegios, la situación sigue estancada para los establecimientos municipales, con un 11%. Son pocos los colegios públicos que logran tener a un estudiante destacado en el examen, y por lo general se da en liceos emblemáticos como el Instituto Nacional.

Nicolás Jofré, de 18 años, es un ejemplo de esto, al lograr obtener 850 puntos en la prueba de Matemática. El joven de San Bernardo cuenta que si bien el colegio lo ayudó en su formación, este tiene ciertos talleres que lo diferencian del resto como las olimpiadas de Matemática, lo que fue “un apoyo muy importante en mi desarrollo (…) lamentablemente estas no tienen la masificación que se merecen”, explica

Brechas

Estas diferencias tan marcadas en los alumnos de distintos tipos de establecimientos se pueden explicar por varios factores según Guido Crino, presidente de la Fide, federación que integra a colegios particulares subvencionados. “La calidad de origen respecto al sector social del que vienen, un capital humano que se genera desde la infancia; además, los colegios donde van tienen muchos más recursos educativos que los municipales y esto se refleja en la PSU”, sostiene.

Para Hernán Herrera, director de Conacep (corporación que agrupa a colegios particulares), el estancamiento de la educación pública con alumnos que sobresalen en el examen es porque “no se ha hecho nada y la reforma educacional no hizo nada para elevar los estándares de calidad de los colegios municipales; no hubo intención de mejorar la entrega de educación con calidad en el aula”.

A pesar de que tanto expertos como apoderados están siempre atentos a que los colegios se distingan en tener puntajes máximos como un sello de calidad, el director de Acción Educar, Daniel Rodríguez, señala que “no es un reflejo exacto de su calidad, porque estos alumnos son fuera de norma, son excepcionales”. Rodríguez añade que uno de los factores que pueden incidir es que existe “mucha preparación para la PSU en colegios particulares que compiten muy duramente. El sistema particular pagado de élite es muy competitivo”.

A nivel nacional

La mayor cantidad de puntajes máximos quedó en la Región Metropolitana con 127 alumnos, de los cuales 94 son hombres y 33 mujeres. La región que la sigue es Los Lagos con 17 estudiantes (2 son mujeres y 15 hombres) y la Región de O’Higgins, con 11 alumnos con 850 puntos. En el otro extremo, la Región de Arica y Parinacota no logró ningún puntaje nacional, y este año la Región de Tarapacá logró salir de su sequía y obtuvo dos puntajes máximos.

Fuente: El Mercurio

  • Correo Electrónico

  • Fono

    (56-2) 2633 4849
  • Indicadores Económicos