“Me hubiese gustado que se suspendiera el ingreso al sistema en todas las regiones (como sucedió en Santiago), hasta no tener un análisis completo de cómo enfrentar hacia adelante el proceso de admisión (…). Nadie asegura que las complejidades anteriores no existirán en regiones como las de Valparaíso y del Biobío”, sostiene Hernán Herrera, presidente nacional de los colegios particulares subvencionados (Conacep).

08 de agosto de 2018
El próximo 6 de septiembre comienzan las postulaciones a los colegios municipales y subvencionados, mediante la plataforma creada por el Mineduc.

Las familias de las regiones de Arica, Antofagasta, Atacama, Valparaíso, Maule, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Aysén están convocadas al proceso, que se implementó con la ley de fin al lucro, selección y copago. Este sistema -que busca que no haya selección de alumnos según sus antecedentes académicos o familiares- ya funciona en cinco regiones, en donde deberán hacerse las postulaciones desde el 30 de agosto.

En tanto, la Región Metropolitana se sumará al sistema en 2019 debido a que la U. de Chile -entidad que ayuda en el proceso- recomendó que se le diera más tiempo, debido a las complejidades de la zona.

Desde el Ministerio de Educación explican que en este proceso será una prueba importante. “Se esperan cerca de 305 mil movimientos en el sistema, lo que comprende alrededor de 100 mil (niños) que ingresarán por primera vez (a los niveles de kínder, 1° básico, 7° básico y 1° medio), y otros 200 mil alumnos que se cambiarán de colegio”, explica el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa.

Agrega que “el próximo año vamos a llegar al orden de 800 mil movimientos porque estará la Región Metropolitana incluida en los primeros niveles”.

Además, el ministro de Educación, Gerardo Varela, anunció en Alto Hospicio, que se creará un número de identificación especial para los niños migrantes que no tengan RUT, para que puedan ser parte del proceso. Asimismo, se instaurará un sistema de ayuda a los extranjeros.

Gradualidad

Si bien los expertos aconsejan hacer de forma escalonada la implementación de esta metodología, esta ya se ha dado de forma gradual: en 2016 se inició en Magallanes, y continuó en 2017 en las regiones de Tarapacá, Coquimbo, O’Higgins y Los Lagos.

Desde el Mineduc aseguran que debido a la magnitud que tendrá el sistema desde este año, ya están tomando las medidas necesarias para que se desarrolle con normalidad, tanto desde el lado de las familias como desde los establecimientos.

“Estamos en la fase de reporte de información por parte de los sostenedores. Primero, hicimos un proceso de capacitación a los sostenedores y encargados de admisión de cada colegio que está en la plataforma, lo que permite tener un punto de contacto específico con cada recinto (…). Hemos avanzado a un muy buen ritmo y hoy los esfuerzos están en esa fase, que los colegios entreguen la información precisa (de los cupos existentes)”, añade el subsecretario.

Este punto es uno de los considerados cruciales, según plantea Alejandro Carrasco, investigador del Centro de Justicia Educacional de la U. Católica.

“El volumen de colegios es mayor; por lo tanto, la cantidad de datos que tienen que procesar es mucho más, eso demanda una mayor capacidad de gestión del Mineduc para generar las plataformas”, asegura.

Y explica que, por lo mismo, “se deben hacer dos cosas: informar a las familias, trabajo que es muy importante de parte del Mineduc, y que fue limitado en experiencias anteriores, y tener una comunicación muy fuerte con los colegios para que informen sobre los cupos reales”, asegura.

Sostenedores

Los sostenedores de los colegios subvencionados insisten que no están de acuerdo con el sistema que ya está en régimen desde 2016. Además, plantean nuevas críticas.

“Me hubiese gustado que se suspendiera el ingreso al sistema en todas las regiones (como sucedió en Santiago), hasta no tener un análisis completo de cómo enfrentar hacia adelante el proceso de admisión (…). Nadie asegura que las complejidades anteriores no existirán en regiones como las de Valparaíso y del Biobío”, sostiene Hernán Herrera, presidente nacional de los colegios particulares subvencionados (Conacep).

Fuente: El Mercurio

  • Correo Electrónico

  • Fono

    (56-2) 2633 4849
  • Indicadores Económicos