Durante la presente semana, la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que modificaría, por tercera vez en dos años, la llamada Ley de Inclusión. En el futuro, cuando se enseñe en las facultades de Derecho ejemplos de leyes con mayor desconocimiento de la realidad que regulan, esta ocupará el primer lugar.

Recién a principios de año ya se había aprobado otra Ley Miscelánea corrigiendo innumerables errores e incoherencias que, de permanecer, hacían impracticable la Ley de Inclusión. Sin embargo, la modificación más importante de este último proyecto relativa a flexibilizar las rígidas condiciones de arriendo de los colegios que no son dueños de su infraestructura, no fue aprobada por los parlamentarios del propio gobierno que la propuso, de forma tal que si un colegio arrienda el local donde funciona, no puede hacerlo a valor comercial, sino que se mantiene el tope del 11% del avalúo fiscal, siendo que la propia autoridad reconoció que ese avalúo en la mayoría de los casos representa un 40%, o menos, del valor real del inmueble. Es decir, en el futuro, para los colegios será muy difícil arrendar infraestructura bajo estas condiciones.

Otra estocada al corazón de la educación, y a más de 2.300.000 alumnos de escasos recursos, fue el anuncio de las autoridades, en días pasados, del congelamiento del Aporte por Gratuidad. Lamentablemente, para subsanar dicho error y resolver el desfinanciamiento presupuestario, el Gobierno ha informado que parte importante de los fondos se restarán de la Subvención Escolar Preferencial (SEP), que está destinada a entregar recursos adicionales por cada alumno prioritario y preferente. Es decir, para resolver un error grave, se comete otro de igual gravedad: quitarles recursos a los niños más vulnerables, los más carenciados.

Seguimos esperanzados en que algún día se harán en Chile las cosas bien en educación, planificando los efectos de las iniciativas, respetando la libertad de enseñanza y buscando el bien común, por sobre los desvaríos ideológicos.

Hernán Herrera Russell
Presidente nacional Conacep A.G.

  • Correo Electrónico

  • Fono

    (56-2) 2633 4849
  • Indicadores Económicos