Hernán Herrera, presidente de los colegios de la CONACEP, indicó que se establecen cuotas que regulan el número de profesores que cada año pueden acceder al sistema por un tema presupuestario, limitando la decisión de los maestros.

29 de enero de 2016
Esta semana, cuando los tiempos legislativos para despachar el proyecto de Carrera Docente parecían no dar y se rumoreaba que la iniciativa quedaría para marzo, los asesores del Ministerio de Educación y de los parlamentarios comparaban la tramitación en el Congreso con una carrera de obstáculos.

El desafío terminó ayer, cuando después de nueve meses, la Cámara de Diputados despachó a ley el texto que tendrá sus primeros efectos el próximo año, cuando los maestros del sector municipal serán clasificados en cinco niveles, según su desempeño -cada uno con sus consecuencias-, pero también verán incrementados sus sueldos en cerca de 30%.

Hernán Herrera, presidente nacional de CONACEP.

Hernán Herrera, presidente nacional de CONACEP.

Además, los maestros tendrán más tiempo para preparar el material de estudio, mientras en paralelo aumentarán las exigencias para las universidades que dicten la carrera de Pedagogía y para los alumnos que la estudien.

“Lo aprobado es un hecho histórico para el país, una reivindicación de hace años, que ha salido con un apoyo transversal”, destacó ayer la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

“Este logro lo venimos buscando desde hace muchos años, desde los ’80. También es un triunfo de los niños, por una educación de calidad, y vamos a seguir luchando para mejorar el sistema educativo”, agregó Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores.

Reiteración

El entusiasmo del Congreso no se repitió entre los sostenedores de colegios particulares subvencionados. “Se reitera una política discriminatoria de naturaleza arbitraria”, señaló Guido Crino, vicepresidente de la Federación de Instituciones de Educación (FIDE), haciendo alusión a bonos de incentivo al retiro y por desempeño que ha habido para el sector municipal.

Según Crino, la discriminación se debe a que la totalidad de los docentes del sector subvencionado estará en la carrera -y por ende, contará con todos los beneficios- en 2026, mientras que el sector municipal lo verá ya el próximo año.

El punto fue secundado por Hernán Herrera, presidente de los colegios de la Conacep, quien indicó que se establecen cuotas que regulan el número de profesores que cada año pueden acceder al sistema por un tema presupuestario, limitando la decisión de los maestros.

Y en esa línea, la ex ministra de Educación Mariana Aylwin (DC) sostuvo que es “una discriminación porque al final todo el sector municipal (…) va a tener remuneraciones mucho más altas”, en comparación con los subvencionados, “y estamos hablando de colegios privados sin fines de lucro, porque ningún colegio con lucro puede entrar al sistema”.

La idea de discriminación ya había sido recogida por Chile Vamos, y los senadores Andrés Allamand (RN) y Juan Antonio Coloma (UDI) hicieron reserva de constitucionalidad, por una posible impugnación al Tribunal Constitucional. (TC). “Si se concreta la postura enunciada por el senador Allamand, FIDE se hará parte de la presentación ante el TC”, adelantó Crino.

Nuevo bono

Ayer se anunció un proyecto para un nuevo bono de incentivo al retiro. Según el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, será para 20 mil profesores que deseen jubilar de aquí a ocho años. En algunos casos podrán recibir bonos de hasta $21 millones.

Fuente: El Mercurio.

  • Correo Electrónico

  • Fono

    (56-2) 2633 4849
  • Indicadores Económicos